Amo mi minijardín | JARDINES EN LATA
  • Fotografías de Pablo Gómez de la Parra

Cuando llegas a los 40 la palabra “jugar” no suele referirse a ti. Cuesta una vida encontrar el espacio, el tiempo y la actividad que te permitan hacerlo.

Y es que, no nos engañemos, el ocio que solíamos tener cambia drásticamente en pocos años, más aún si has decidido tener hijos.

Yo solía jugar al padel, patinaba, montaba a caballo y me iba a correr a Vallecas los días 31 de diciembre.

Estos últimos años, con dos pequeñas y con los 45 recién cumplidos, doy gracias al universo por haber descubierto la minijardinería.

Implementar un diseño que te rondaba la cabeza desde hacía tiempo, escogiendo las miniaturas y las plantas es una actividad que exige concentración, creatividad y mucho amor.

Jardines en Lata nos ha puesto en contacto con muchísimas personas durante estos dos años de vida. Recibimos mensajes y correos diariamente en los que compartís con nosotros una inmensa felicidad porque habéis hecho vuestro primer minijardín.
¡Cómo os entendemos!

Uno de los descubrimientos que hemos hecho durante todo este tiempo es que, podemos tener mejor o peor mano con los diseños, pero todos amamos a nuestros pequeños jardincitos incondicionalmente. Sentimos una atracción por ellos que nos impide dejar de mirarlos. ¿No es eso amor?

Newsletter

Date de alta en nuestro newsletter y entérate de novedades y ofertas