fbpx #jardíndehadas | JARDINES EN LATA

#jardíndehadas

Sagina subulata, también conocida como musgo escocés o musgo irlandés

Tiene gran capacidad para adaptarse a condiciones climatológicas muy dispares

Esta planta herbácea es ideal para sustituir al césped. Es rastrera y tapizante, de crecimiento escaso. Alcanza unos 10 cm de altura, nada más.

Sus tallos y hojas son muy finos, de apariencia delicada. Pero en contra de lo que parece, es una planta muy resistente con gran capacidad para adaptarse a condiciones climatológicas muy dispares. Es imprescindible que se distancien los riegos hasta que el sustrato esté seco, no tolera bien el exceso de agua si el drenaje no es bueno.

Uno de sus atractivos son sus maravillosas florecitas de un llamativo blanco intenso, que destacan por encima de las matas verdes amarillentas. Esas flores comienzan a brotar en primavera y su floración continúa hasta otoño. Son flores de cinco pequeños pétalos que miden menos de 0.5 cm

Todas estas características la hacen ser una de planta maravillosa para minijardinería. Verla florecer en primavera llena de vida cualquier rincón.

Cuando llegas a los 40 la palabra “jugar” no suele referirse a ti. Cuesta una vida encontrar el espacio, el tiempo y la actividad que te permitan hacerlo.

Amo mi minijardín.

Y es que, no nos engañemos, el ocio que solíamos tener cambia drásticamente en pocos años, más aún si has decidido tener hijos.

Yo solía jugar al padel, patinaba, montaba a caballo y me iba a correr a Vallecas los días 31 de diciembre.

Estos últimos años, con dos pequeñas y con los 45 recién cumplidos, doy gracias al universo por haber descubierto la minijardinería.

Implementar un diseño que te rondaba la cabeza desde hacía tiempo, escogiendo las miniaturas y las plantas es una actividad que exige concentración, creatividad y mucho amor.

Jardines en Lata nos ha puesto en contacto con muchísimas personas durante estos dos años de vida. Recibimos mensajes y correos diariamente en los que compartís con nosotros una inmensa felicidad porque habéis hecho vuestro primer minijardín.
¡Cómo os entendemos!

Uno de los descubrimientos que hemos hecho durante todo este tiempo es que, podemos tener mejor o peor mano con los diseños, pero todos amamos a nuestros pequeños jardincitos incondicionalmente. Sentimos una atracción por ellos que nos impide dejar de mirarlos. ¿No es eso amor?