fbpx #plantas | JARDINES EN LATA

#plantas

Esta planta de enorme atractivo está haciendo sombra a las suculentas en Instagram.

En Japón la cuidan como una mascota, incluso las ponen nombre.

Es muy conocida en Japón y, por su fácil cuidado y longevidad, puede llegar a pasar de generación a generación.

Conocido como marimo, literalmente "bola de algas marinas" es una especie de alga verde filamentosa (Chlorophyta) que se encuentra principalmente en varios lagos el hemisferio norte.

Posee una rara forma de crecimiento ya que estas algas crecen en grandes bolas verdes con una apariencia aterciopelada.

Se sabe que forman colonias en Islandia, Escocia, Japón y Estonia.

Fueron descubiertos por primera vez en 1820 por Anton E. Sauter en el lago Zell, Austria.

La planta fue nombrada "marimo" por un botánico japonés Takiya Kawakami en 1898.

"Mari" es una pelota de juego hinchable. "Mo" es un término genérico para las plantas que crecen en el agua.

A veces se venden en acuarios con el nombre de "bolas de musgo japonés", aunque no están relacionadas con el musgo.

Debido a su atractiva apariencia, el marimo también sirve como medio para la educación ambiental. En Japón, el marimo ha sido una especie protegida desde 1920, definido como un tesoro natural. Las bolitas pequeñas que se venden como souvenirs se enrollan a mano a partir de filamentos que flotan libremente.
El marimo recibió en 2006 el estado de especie protegida en Islandia.

En Japón existe un personaje de peluche muy comercializado, conocido como Marimokkori, con forma antropomórfica formada por algas marimo.

Cuando queremos diseñar un terrario o un mini jardín húmedo, los helechos son una de las primeras opciones que nos vienen a la cabeza.

Por sus colores verdes vibrantes y por su frondosidad, resultan irresistibles, aunque para diseñar nuestros mini jardines utilizaremos helechos de pequeño porte.

Los helechos se caracterizan por ser plantas sin semillas y sin flores, pero a pesar de ello, su valor decorativo dentro de casa es innegable.

La Selaginella, conocida como Rosa de Jericó, es una planta perfecta para el diseño de mini jardines y terrarios. Mantiene siempre sus frondosas y brillantes hojas, sus raíces son poco profundas y no tiene flor.

Se cultiva como planta de interior, pero el calor excesivo de la calefacción puede dañarla. Es conveniente mantenerla alejada de fuentes directas de calor. Cuando le falta humedad, sus hojas comienzan a arrugarse. Es recomendable pulverizar agua, especialmente en épocas calurosas. Un riego cada dos o tres días será suficiente.

No es difícil encontrar ilustraciones de cactus y suculentas en prendas de vestir y objetos de decoración. Es innegable el atractivo de sus formas y colores.

Si eres una enamorada de estas plantas, tal vez sepas que podemos propagarlas con facilidad a través de sus hojas. Siguiendo unas sencillas recomendaciones, disfrutarás viendo crecer pequeñas plantitas exactamente iguales que sus "madres"

Cuando manipulamos suculentas es frecuente que pierdan hojas debido a que son rígidas y poco flexibles.